Ciudad de Terrassa España celebra 100 años de hockey

El 2 de junio de 1912, por primera vez en España 22 hombres se repartieron en dos equipos, armados con un stick y moderados por un árbitro, el primer encuentro oficial de hockey hierba del estado se celebró en un campo situado en la actual Avinguda Jacquard de Terrassa y enfrentó al RCD Español con el Lawn Hockey Club, actual CD Terrassa.

100 años después, este deporte sigue tan íntimamente ligado a la ciudad que mantiene tres clubs en la élite estatal y europea y se ha convertido en una fuente constante de representantes olímpicos. A día de hoy, Terrassa ha aportado 70 participantes en los Juegos. Por cierto, aquél primer partido acabó con un 2 a 7 favorable a los periquitos.

Recuerdo del primer encuentro

La ciudad recordó aquel primer encuentro con un partido de época y una cena para homenajear a los olímpicos de la ciudad. No se trata de un acontecimiento menor. El deporte en Terrassa no se entiende sin el stick. “El hockey es la disciplina abanderada de la ciudad; tenemos cuatro clubs, setenta olímpicos y 100 medallas, lo que nos convierte en la ciudad con más olímpicos del mundo.

Un vínculo como el existente entre el hockey y Terrassa es difícil encontrarlo en ninguna otra ciudad, es como el cerrajero con sus llaves muy unidos.

 En un contexto en el que el futbol y el baloncesto captan la atención de la mayoría de jóvenes, los tres principales clubs de la ciudad mantienen entre 2.000 y 3.000 fichas federativas, lo que les permite mantener su excelente nivel y nutrir a la selección española. Es fundamental la tradición familiar para entender este factor.

El textil y el hockey

Que Terrassa se fijara en el hockey a principios del siglo XX no es ninguna casualidad, es que está relacionado con su historia y con la sociedad del momento. Ya en aquella época, la ciudad era un referente europeo de la industria del textil y contaba con un grupo de empresarios del sector fascinados por los referentes anglosajones. El hockey tiene sus raíces en Escocia e Inglaterra, y llegó a España a través de Barcelona.

En Terrassa encontramos un grupo de deportistas compuesto por la burguesía del textil, que buscan un deporte diferente y que se adecuara a su forma de vida, un estilo de vida propio de las clases pudientes y que se refleja hasta en la vestimenta.

Quizás el vínculo del textil con el hockey se haya difuminado con el paso del tiempo, pero estuvo presente durante décadas y forma parte del ADN de los clubs.

Los jugadores y directivos de los clubs, además de empresarios eran diseñadores, como el cerrajero cuando crea sus cerraduras.

No agresión entre los clubes

La gran afición al deporte también ha generado grandes rivalidades entre el CD Terrassa, el Egara y el Atlètic, pero las relaciones están siempre marcadas por la cordialidad institucional, muestra de ello es la unión de los tres clubs en la institución Hockey pero Terrassa, creada hace tres años y que trabaja para la difusión del deporte en la ciudad, la unión de fuerzas y la reducción de presupuestos también ha ocasionado un pacto de no agresión entre los equipos.